Ingredientes

  • Pierna de cordero deshuesada
  • Patata
  • Zanahoria
  • Cebolla
  • Puerro
  • Tomillo fresco 5 ramitas
  • Salsa de soja 2 cucharadas
  • Salsa Perrins 1 cucharada
  • Agua 100ml

Pide al carnicero que os prepare la pierna sacándole el hueso y dejándola de una pieza. Después atad la pierna para que conserve su forma. Yo corté el "colgajo" del final para asar solamente la parte magra, guardando el trozo en el congelador para usarlo más adelante guisado de patatas y setas, uno de los platos que tanto nos gustan.

Una vez dorado el exterior de la pierna deshuesada por todas sus caras, lo reservamos. Picamos las hortalizas en trozos de tamaño hermoso, y las colocamos en una fuente de hornear. Añadimos un pellizco de sal y un buen chorreón de aceite de oliva y las cubrimos con unas ramitas de tomillo.

Ponemos la pierna de cordero encima, añadimos la salsa soja y el Perrins, y lo cocinamos en el horno a 160º durante una media hora. Damos la vuelta a la carne, removemos las hortalizas y añadimos el agua, dejando otra media hora a la misma temperatura.

Terminamos subiendo el horno a 190º y dejando que se cocine hasta que veamos que las hortalizas están tiernas y la carne ha tomado un bonito color dorado. Fileteamos y servimos dos tajadas en cada plato acompañadas de las hortalizas como guarnición.


Otras Recetas


Entraña asada con papas al horno y champignones salteados

Ver Detalle

Lomo Vetado a la parrilla en bifes

Ver Detalle

Entrecot perfecto a la plancha

Ver Detalle